Lunes, 11 Diciembre 2017 10:46

¿CUÁNDO INICIA LA OBLIGACIÓN PATRONAL DE OTORGAR A LAS MADRES TRABAJADORAS EL DESCANSO PARA LACTANCIA?

La pregunta anterior no tiene respuesta en la Ley Federal del Trabajo en cuyo artículo 170 fracción IV se establece la obligación patronal de otorgar a las madres trabajadoras dos descansos de media hora durante la jornada o reducirla una hora para amamantar a sus hijos, sin precisar la fecha a partir de cuándo se inicia el descanso para lactancia; esto es, no se precisa si es a partir del nacimiento del niño o a partir del regreso de la trabajadora a la empresa.

 

La LFT lo establece en los términos siguientes:

 

"Artículo 170.- Las madres trabajadoras tendrán los siguientes derechos:

. . . .

 

IV. En el período de lactancia hasta por el término máximo de seis meses, tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en lugar adecuado e higiénico que designe la empresa, o bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el período señalado;"

 

En el mismo sentido, la Ley del Seguro Social en la fracción III del artículo 94 contempla esa obligación:

 

"Artículo 94. En caso de maternidad, el Instituto otorgará a la asegurada durante el embarazo, el alumbramiento y el puerperio, las prestaciones siguientes:

 

. . .

 

II. Ayuda en especie por seis meses para lactancia y capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de vida;

 

. . . .

 

III. Durante el período de lactancia tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, o bien, un descanso extraordinario por día, de una hora para amamantar a sus hijos o para efectuar la extracción manual de leche, en lugar adecuado e higiénico que designe la institución o dependencia,"

 

Por su lado, en la NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-007-SSA2-2016, PARA L A ATENCION DE LA MUJER DURANTE EL EMBARAZO, PARTO Y PUERPERIO, Y DE LA PERSONA RECIEN NACIDA se establecen las siguientes definiciones y disposiciones:

 

3.20 Lactancia materna,

 a la proporcionada a la persona recién nacida, con leche humana, sin la adición de otros líquidos o alimentos.

 

3.40 Puerperio normal,

 al periodo que sigue a la expulsión del producto de la concepción, en el cual los cambios anatomo-fisiológicos propios del embarazo se revierten al estado pregestacional. Tiene una duración de 6 semanas o 42 días.

 

5.6.1.3

 Inicio de la lactancia materna exclusiva a libre demanda dentro de los primeros 30 minutos de vida de la persona recién nacida, en mujeres y recién nacidas/os cuyas condiciones de salud lo permitan;

 

5.8.2 

Se debe promover la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de la persona recién nacida y promover continuarla de manera complementaria hasta el segundo año de vida.

 

En cuanto a la lactancia, de acuerdo con la OMS y la UNICEF, no se sabe cuál es la duración "normal" de la lactancia materna en la especie humana, pero se puede dividir en las siguientes etapas:

  1. Durante los primeros seis meses del recién nacido, se recomienda como imprescindible.
  2. A partir de los seis meses, se combina la lactancia con otros alimentos, hasta por un mínimo de dos años.
  3. A partir de los dos primeros años la lactancia materna tiene que mantenerse hasta que el niño o la madre decidan, sin que exista ningún límite de tiempo.

La información anterior la obtuvimos en el siguiente enlace:

https://es.wikipedia.org/wiki/Lactancia_materna

 

"La lactancia materna es la alimentación con leche del seno materno. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señalan asimismo que la lactancia «es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños».

 

La OMS y el Unicef recomiendan como imprescindible la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del recién nacido. También recomiendan seguir amamantando a partir de los seis meses, al mismo tiempo que se va ofreciendo al bebé otros alimentos propios para su edad complementarios, hasta un mínimo de dos años. La Academia Americana de Pediatría recomienda mantener la lactancia al menos durante el primer año. El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría coincide en sus recomendaciones con la OMS y el Unicef.

 

Según estas organizaciones, a partir de los dos primeros años la lactancia materna tiene que mantenerse hasta que el niño o la madre decidan, sin que exista ningún límite de tiempo. No se sabe cuál es la duración "normal" de la lactancia materna en la especie humana. Los referentes sobre los términos y características de la lactancia se comprenden desde el contexto cultural de las madres que lactan, de tal forma que los periodos de lactancia se pueden extender tanto como la variabilidad de culturas existentes en el mundo. En el mundo podemos referir casos en donde se considera un acto únicamente de bebés de pocas semanas o meses, así como también se encuentran casos en los que se ha mantenido la lactancia durante varios años.

 

Algunos estudios antropológicos publicados concluyen que la franja natural de lactancia en humanos se encuentra situada entre los dos años y medio y los siete años."

 

Congruente con las anteriores recomendaciones, de conformidad con el artículo 61 del REGLAMENTO DE PRESTACIONES MÉDICAS DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL el IMSS otorga "ayuda para lactancia", consistente en "un sucedáneo de leche materna" durante 6 meses en el primer año de vida del recién nacido.

 

Siendo un "sucedáneo de leche materna", es obvio que se refiere a los alimentos recomendados durante la segunda etapa del periodo de lactancia; es decir, la que se inicia ya cumplidos los primeros 6 meses de vida del recién nacido, pues dicha ayuda se iniciará después de los 4 a 6 meses de edad, previa valoración del médico tratante:

 

"Artículo 61. La ayuda para lactancia consistente en el suministro por parte del Instituto de un sucedáneo de leche humana para el hijo de la asegurada o de la esposa o concubina del asegurado o pensionado, o a falta de éstos a la persona encargada de alimentar al niño. Esta prestación se proporcionará durante seis meses en el primer año de vida; iniciándose de preferencia después de los 4 a 6 meses de edad del niño o antes, previa valoración por el médico tratante del Instituto, para definir el sucedáneo de leche más apropiado."

 

Por otra parte, en la fracción II del artículo170 de la LFT se contemplan las posibilidades de transferir semanas del periodo prenatal al periodo posnatal:

 

"Disfrutarán de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto. A solicitud expresa de la trabajadora, previa autorización escrita del médico de la institución de seguridad social que le corresponda o, en su caso, del servicio de salud que otorgue el patrón, tomando en cuenta la opinión del patrón y la naturaleza del trabajo que desempeñe, se podrá transferir hasta cuatro de las seis semanas de descanso previas al parto para después del mismo. En caso de que los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta ocho semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado médico correspondiente."

 

Considerando las anteriores normas y los criterios médicos, nuestra opinión es que DEBEN CONTARSE LOS 6 MESES A PARTIR DEL NACIMIENTO del hijo de la trabajadora; pues, en primer lugar, la madre amamanta desde la fecha del nacimiento, no se espera a que transcurran las seis semanas del periodo prenatal pues que el tiempo de lactancia se produce como una consecuencia natural por el nacimiento de un niño. El tiempo de lactancia no es un periodo que pueda fijarse a voluntad de las personas, como lo es el periodo vacacional; y, en segundo lugar, si se contara a partir de la fecha de su regreso a la empresa, habría distinciones como la generada por la decisión de transferir 4 semanas del descanso prenatal para después del parto, o cuando el periodo de descanso se prolongara hasta por 8 semanas posteriores al parto, pues en estas circunstancias ya no se estaría dentro de la etapa en la que se considera a la lactancia como imprescindible, que son los primeros seis meses de vida.

 

Ahora bien, mientras no exista un criterio jurisdiccional al respecto, cada empresa puede implementar las decisiones que sean congruentes con sus políticas de relaciones laborales.

 

 

Esperamos que la información anterior le sea de utilidad.

 

Lic. Austreberto Bañuelos Correa.

Bañuelos y Salazar Asesores y Promotores, S. C.

www: banuelosysalazar.com

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: 681-2221 y 681-4764.

Av. Las Palmas 5190 Fraccionamiento Las Palmas

Tijuana, Baja California.