Wednesday, 08 November 2017 08:03

¿EN EL REGLAMENTO INTERIOR DE TRABAJO SE DEBEN INCLUIR CLÁUSULAS RELACIONADAS CON PROVEEDORES DE LAS EMPRESAS?

Una empresa nos solicitó la revisión de su Reglamento Interior de Trabajo (RIT), encontrándonos con un Capítulo dedicado a las normas que deben acatar sus proveedores, quienes evidentemente no son sus trabajadores. En un RIT NO DEBEN INCLUIRSE DISPOSICIONES RELACIONADAS CON LOS PROVEEDORES pues este documento, de acuerdo con el Artículo 422 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) es el conjunto de DISPOSICIONES OBLIGATORIAS PARA TRABAJADORES Y PATRONES en el desarrollo de los trabajos en una empresa o establecimiento; no siendo materia del mismo las normas de orden técnico y administrativo que formulen directamente las empresas para la ejecución de los trabajos.

 

Debe vigilarse que contenga, por lo menos, los capítulos relacionados en el artículo 423 de la LFT:

 

I.  Horas de entrada y salida de los trabajadores, tiempo destinado para las comidas y períodos de reposo durante la jornada;

 

II.  Lugar y momento en que deben comenzar y terminar las jornadas de trabajo;

 

III.  Días y horas fijados para hacer la limpieza de los establecimientos, maquinaria, aparatos y útiles de trabajo;

 

IV.  Días y lugares de pago;

 

V.  Normas para el uso de los asientos o sillas a que se refiere el artículo 132, fracción V;

 

VI. Normas para prevenir los riesgos de trabajo e instrucciones para prestar los primeros auxilios;

 

VII.  Labores insalubres y peligrosas que no deben desempeñar los menores y la protección que deben tener las trabajadoras embarazadas;

 

VIII.  Tiempo y forma en que los trabajadores deben someterse a los exámenes médicos, previos o periódicos, y a las medidas profilácticas que dicten las autoridades;

 

IX.  Permisos y licencias;

 

X.  Disposiciones disciplinarias y procedimientos para su aplicación. La suspensión en el trabajo, como medida disciplinaria, no podrá exceder de ocho días. El trabajador tendrá derecho a ser oído antes de que se aplique la sanción;

 

XI.  Las demás normas necesarias y convenientes de acuerdo con la naturaleza de cada empresa o establecimiento, para conseguir la mayor seguridad y regularidad en el desarrollo del trabajo.

 

De conformidad con el Artículo 425 de la LFT el reglamento surte efectos a partir de la fecha de su depósito en la Junta de Conciliación y Arbitraje y deberá imprimirse y repartirse entre los trabajadores y se fijarse en los lugares más visibles del establecimiento.

 

La elaboración y depósito del RIT ante las autoridades laborales es muy importante para las empresas pues en ese documento se relacionan las medidas disciplinarias que pueden imponerse a los trabajadores por acciones que no configuran motivos o causas de despido justificado, relacionados en el artículo 47 de la LFT. Debe tenerse presente que, si se aplica como medida disciplinaria una suspensión temporal sin goce de salario sin la existencia de un RIT, ello equivale a un despido injustificado, tal como quedó precisado en la siguiente Tesis:

 

Época: Novena Época

Registro: 204657

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo II, Agosto de 1995

Materia(s): Laboral

Tesis: XIX.2o.4 L

Página: 622

 

SEPARACION TEMPORAL DEL TRABAJO. DEBE EQUIPARARSE A UN DESPIDO INJUSTIFICADO CUANDO SE APLIQUE COMO MEDIDA DISCIPLINARIA SIN EXISTENCIA DE REGLAMENTO INTERIOR.

 

El poder disciplinario del patrón se encuentra plasmado en el reglamento interior de trabajo, que nace del acuerdo entre aquél y el sindicato de trabajadores y a falta de este último, de una comisión de obreros. Las disposiciones de ese ordenamiento surten efectos jurídicos una vez que se deposite ante la Junta de Conciliación y obligan a los trabajadores a partir de que tengan conocimiento del mismo. Así pues, cuando el patrón impone una corrección disciplinaria sin existencia previa de reglamento interior de trabajo, esta medida unilateral resulta contraria a lo que señalan los artículos del 422 al 425 de la ley de la materia; por lo tanto, la separación temporal que impida el desempeño al trabajador en su labor ordinaria, impuesta como medida disciplinaria en esas condiciones, debe equipararse a un despido injustificado.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL DECIMO NOVENO CIRCUITO.

 

Amparo directo 208/95. Mario Alberto Arizmendi Alcaraz. 31 de mayo de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Alonso Galván Villagómez. Secretario: Felipe Fernando Mata Cano.

 

 

Esperamos que la información anterior le sea de utilidad.

 

Lic. Austreberto Bañuelos Correa.

Bañuelos y Salazar Asesores y Promotores, S. C.

www: banuelosysalazar.com

Correo: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Tel.: 681-2221 y 681-4764.

Av. Las Palmas 5190 Fraccionamiento Las Palmas

 

Tijuana, Baja California.