Martes, 19 Septiembre 2017 08:57

LOS FAMILIARES DE UN TRABAJADOR FALLECIDO DESIGNADOS COMO BENEFICIARIOS EN UN PLIEGO TESTAMENTARIO, ¿TIENEN DERECHO A RECIBIR DEL PATRÓN LAS PRESTACIONES DERIVADAS DE SU MUERTE?

Una persona con quien se tiene una relación laboral, puede morir por cualquier causa; sin embargo, por su calidad de trabajador, únicamente interesa saber si la muerte fue:

  • A consecuencia de un riesgo de trabajo.
  • A consecuencia de una contingencia distinta a un riesgo de trabajo; esto es, por una enfermedad general, por un accidente fuera de su jornada laboral, etc.

Según haya sido la causa de la muerte, dentro de las dos anteriores clasificaciones, los derechos que se generan a favor de los beneficiarios del trabajador fallecido son distintos, tanto los que son con cargo al patrón, como para el Seguro Social y el INFONAVIT.

 

Cuando un trabajador muere por cualquier causa y estaba correctamente afiliado al Seguro Social, el patrón deberá entregar a sus beneficiarios:

  • Sueldos devengados no pagados.
  • Aguinaldo proporcional.
  • Vacaciones y prima vacacional proporcionales. (Hay una Tesis interpretando que esta prestación no les corresponde a los beneficiarios).
  • Prima de antigüedad, a razón de 12 días por cada año laborado, con un tope de dos veces el salario mínimo general, si es que percibía un salario superior a este tope.

Si por contrato individual o contrato colectivo de trabajo el patrón concedió otras prestaciones adicionales, también deberá pagarlas. Tanto las prestaciones legales como las convencionales son independientes a las que recibirán por parte del Seguro Social, INFONAVIT y de su AFORE.

 

Ahora bien, el primer problema que tiene el patrón es determinar quiénes son los beneficiarios del trabajador fallecido. Al respecto, la Ley Federal establece en su artículo 501, un listado en orden de prioridad, de las personas calificadas como beneficiarias.

 

Algunas empresas, sobre todo paraestatales (IMSS, PEMEX y otras), han convenido con su Sindicato que los trabajadores designen a los beneficiarios que recibirán las prestaciones correspondientes en caso de su muerte, mediante la elaboración y firma de un Pliego Testamentario, cuya validez ha sido interpretada en sentidos opuestos.

 

Así, mediante Tesis Aislada, publicada el viernes 08 de septiembre de 2017 en el Semanario Judicial de la Federación, SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO interpretó que: "El artículo 501 de la Ley Federal del Trabajo establece el orden de preferencia de las personas que pueden reclamar los derechos laborales de un trabajador fallecido; sin embargo, es inaplicable cuando existe designación expresa de beneficiarios mediante el "pliego testamentario" depositado ante el patrón."

 

La Tesis referida es la siguiente:

 

Época: Décima Época

Registro: 2015109

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Publicación: viernes 08 de septiembre de 2017 10:17 h

Materia(s): (Laboral)

Tesis: XXI.2o.C.T.8 L (10a.)

 

BENEFICIARIOS DEL TRABAJADOR FALLECIDO. LAS PERSONAS QUE CON ESE CARÁCTER FUERON DESIGNADAS POR AQUÉL EN UN PLIEGO TESTAMENTARIO DEPOSITADO ANTE EL PATRÓN, SON LAS QUE TIENEN DERECHO A RECIBIR LAS INDEMNIZACIONES CORRESPONDIENTES, CUANDO EL DOCUMENTO CITADO NO FUE DESVIRTUADO EN CUANTO A SU VALIDEZ Y AUTENTICIDAD.

 

El artículo 501 de la Ley Federal del Trabajo establece el orden de preferencia de las personas que pueden reclamar los derechos laborales de un trabajador fallecido; sin embargo, es inaplicable cuando existe designación expresa de beneficiarios mediante el "pliego testamentario" depositado ante el patrón, pues dicho documento contiene la voluntad del trabajador de nombrar a sus beneficiarios de los derechos laborales generados, lo cual no puede ignorarse, por tratarse de una cuestión que refleja la autonomía de la voluntad, así como por seguridad jurídica y por respeto a la institución testamentaria, sobre la base de que, de conformidad con el artículo 6o. de la legislación aludida, es factible la aplicación del derecho común a las relaciones laborales cuando es en beneficio del trabajador y precisamente respetar su voluntad, se traduce en su beneficio, máxime cuando el documento mencionado no fue desvirtuado en cuanto a su validez y autenticidad.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO.

 

Amparo directo 83/2017. Diamantina Huerta Justo y otra. 23 de mayo de 2017. Unanimidad de votos. Ponente: Aureliano Varona Aguirre. Secretaria: María Sofía Leyva Jones.

 

Esta tesis se publicó el viernes 08 de septiembre de 2017 a las 10:17 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

 

En el mismo sentido, el PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO interpretó que "...el importe de las prestaciones protegidas por el pliego testamentario, derivan del contrato de trabajo que unía al Instituto demandado con el extinto trabajador y nacen con su muerte, de ahí que nunca formaron parte de su patrimonio, por lo que es evidente que las prestaciones de carácter laboral deben cubrirse a quienes se nombró como beneficiarios conforme al citado pliego testamentario."

 

Época: Octava Época

Registro: 217568

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación,Tomo XI, Enero de 1993

Materia(s): Laboral

Tesis:

Página: 294

 

PLIEGO TESTAMENTARIO, OBLIGACION DE CUBRIR LAS PRESTACIONES LABORALES CONFORME AL.

 

Cuando un trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social, con base en la cláusula 85 del contrato colectivo de trabajo, firma el pliego testamentario, designando beneficiarios, no obsta que en fecha posterior el propio trabajador otorgue testamento, pues ambos documentos se refieren a cuestiones diversas, ya que el testamento corresponde al ámbito del derecho civil y versa sobre los bienes que formaban parte del patrimonio del de cujus, mientras que el importe de las prestaciones protegidas por el pliego testamentario, derivan del contrato de trabajo que unía al Instituto demandado con el extinto trabajador y nacen con su muerte, de ahí que nunca formaron parte de su patrimonio, por lo que es evidente que las prestaciones de carácter laboral deben cubrirse a quienes se nombró como beneficiarios conforme al citado pliego testamentario.

 

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

 

Amparo directo 3341/92. Norma Adriana Giles Merino y otros. 2 de abril de 1992. Mayoría de votos, de los señores magistrados María Simona Ramos Ruvalcaba, Horacio Cardoso Ugarte, en contra del emitido por el magistrado Roberto Gómez Argüello quien adujo debe negarse el amparo solicitado. Ponente: María Simona Ramos Ruvalcaba. Secretario: Alfonso Hernández Suárez.

 

Sin embargo, cuando se trata de familiares que pueden estar en conflicto con otros, se ha resuelto en sentido opuesto. Así, el SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SÉPTIMO CIRCUITO interpretó que "...de aceptar que la declaración contenida en tal documento (pliego testamentario) debe prevalecer por contener la voluntad del trabajador, sería tanto como aceptar que ese aspecto volitivo tiene efectos derogativos de una disposición jurídica, como lo es la Ley Federal del Trabajo; por tanto, aun cuando los progenitores hayan sido designados como beneficiarios en los términos indicados, no por ello tienen derecho al otorgamiento de la pensión de ascendencia, cuando se acredite la existencia del cónyuge supérstite quien, en orden preferente, tendrá derecho a la pensión de viudez, que excluye aquélla."

 

Época: Décima Época

Registro: 2011984

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 31, Junio de 2016, Tomo IV

Materia(s): Laboral

Tesis: VII.2o.T.49 L (10a.)

Página: 2958

 

PLIEGO TESTAMENTARIO SINDICAL. EL ELABORADO POR LA EXTINTA TRABAJADORA CON BASE EN EL CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO QUE RIGE LAS RELACIONES ENTRE EL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL Y SUS TRABAJADORES (2009-2011), A TRAVÉS DEL CUAL DESIGNA A SUS PROGENITORES COMO BENEFICIARIOS, RESULTA INEFICAZ PARA QUE ÉSTOS TENGAN DERECHO AL OTORGAMIENTO DE LA PENSIÓN DE ASCENDENCIA, CUANDO SE ACREDITA LA EXISTENCIA DEL CÓNYUGE SUPÉRSTITE QUIEN, EN ORDEN LEGAL PREFERENTE, TIENE DERECHO A LA PENSIÓN DE VIUDEZ.

 

La cláusula 85 del Contrato Colectivo de Trabajo que rige las relaciones laborales entre el Instituto Mexicano del Seguro Social y sus trabajadores, bienio 2009-2011, establece que a la muerte de un trabajador, el instituto, con intervención del sindicato, pagará a las personas designadas en el pliego testamentario sindical la indemnización equivalente al importe de 180 días del último salario percibido por el trabajador y 50 días por cada año de servicios, así como las prestaciones que se le adeudaren por vacaciones, aguinaldo, estímulos, horas extras, etcétera, y la prima de antigüedad, además de 125 días de salario por concepto de gastos de funeral; mientras que en los artículos 137 de la ley que rige a ese instituto y 14 del Régimen de Jubilaciones y Pensiones inserto en el aludido contrato colectivo de trabajo, se prevé que a la muerte del trabajador se otorgará a sus beneficiarios, en orden preferente, pensión de viudez, de orfandad y de ascendencia; orden de preferencia que resulta congruente con el artículo 501 de la Ley Federal del Trabajo, que enuncia a las personas que pueden acudir a reclamar los derechos laborales de un trabajador fallecido, entre los cuales se encuentra, en primer término, la viuda o el viudo. En ese sentido, cuando en el pliego testamentario se designa a los progenitores como beneficiarios de la extinta trabajadora para recibir todas las prestaciones a las que ésta tuviera derecho de conformidad con el citado contrato colectivo, al tratarse de una prestación derivada de un pacto laboral, la interpretación de ésta, analógicamente, debe ser congruente con las disposiciones legales relativas, en este caso, con lo establecido en el citado artículo 501, que determina quiénes son los beneficiarios del trabajador fallecido, entre los cuales se encuentra, en primer lugar, el cónyuge supérstite para gozar de una pensión de viudez, pues de aceptar que la declaración contenida en tal documento debe prevalecer por contener la voluntad del trabajador, sería tanto como aceptar que ese aspecto volitivo tiene efectos derogativos de una disposición jurídica, como lo es la Ley Federal del Trabajo; por tanto, aun cuando los progenitores hayan sido designados como beneficiarios en los términos indicados, no por ello tienen derecho al otorgamiento de la pensión de ascendencia, cuando se acredite la existencia del cónyuge supérstite quien, en orden preferente, tendrá derecho a la pensión de viudez, que excluye aquélla.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SÉPTIMO CIRCUITO.

 

 

Amparo directo 496/2015. Ildefonso Juárez Guzmán y otra. 10 de marzo de 2016. Unanimidad de votos. Ponente: Jorge Sebastián Martínez García. Secretario: José Vega Luna.

 

Esta tesis se publicó el viernes 24 de junio de 2016 a las 10:24 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

 

Dadas las interpretaciones opuestas, si alguna empresa determina la utilización del pliego testamentario, es recomendable que los familiares designados como beneficiarios sean en el orden de prelación contenido en el Artículo 501 de la Ley Federal del Trabajo y agregando los documentos legales que acrediten la relación familiar.

 

Esperamos que la información anterior le sea de utilidad.

 

 

Lic. Austreberto Bañuelos Correa.

Bañuelos y Salazar Asesores y Promotores, S. C.

www: banuelosysalazar.com

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: 681-2221 y 681-4764.

Av. Las Palmas 5190 Fraccionamiento Las Palmas

Tijuana, Baja California.