Jueves, 24 Agosto 2017 08:51

EN EL PAGO DE VACACIONES, ¿SE PUEDE DESCONTAR EL TIEMPO DE INCAPACIDAD POR ENFERMEDAD GENERAL?

En relación al pago proporcional de vacaciones, los artículos 77 y 79 de la Ley Federal del Trabajo disponen que "los trabajadores que presten servicios discontinuos y los de temporada tendrán derecho a un período anual de vacaciones, en proporción al número de días de trabajos en el año" y que, "si la relación de trabajo termina antes de que se cumpla el año de servicios, el trabajador tendrá derecho a una remuneración proporcionada al tiempo de servicios prestados".

 

Como puede entenderse, el pago proporcional de vacaciones está contemplado en la Ley sólo para dos supuestos:

  • A LOS TRABAJADORES QUE PRESTEN SERVICIOS DISCONTINUOS Y LOS DE TEMPORADA; y cuando
  • LA RELACIÓN DE TRABAJO TERMINA ANTES DE QUE SE CUMPLA EL AÑO DE SERVICIOS.

Pero ¿es aplicable la misma norma para el caso de trabajadores que durante el año tuvieron períodos de incapacidad originada por enfermedad general y fueron contratados de manera indefinida, sin que se esté ante una terminación de la relación de trabajo?

 

Cuando se presenta un supuesto no previsto en la Ley, entonces debe operar el proceso de interpretación que legalmente le corresponde a la Suprema Corte de Justicia de la nación, a través de sus Tribunales, Salas o el Pleno.

 

En relación al caso planteado, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, mediante Jurisprudencia 15/98, 9ª. época, visible en la página 384 del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo VII, de marzo de 1998 ha sentado criterio firme en el sentido de que no debe comprenderse en el salario del pago de vacaciones y prima vacacional durante el tiempo en que se encuentre suspendida la relación laboral, por incapacidad temporal ocasionada por accidente o enfermedad no constitutivo de riesgo de trabajo.

 

Argumenta la Segunda Sala que "al no existir prestación de servicios no se genera el derecho a vacaciones del trabajador, ya que no se justifica el descanso a una actividad que no fue realizada por causas ajenas a las partes y que dan lugar a que la ley libere de responsabilidad al patrón y al trabajador en la suspensión de la relación; liberación que debe entenderse referida no sólo a las obligaciones principales de prestar el servicio y pagar el salario, sino también a sus consecuencias, por lo que deben realizarse los descuentos proporcionales a tal periodo."

 

Los fundamentos legales tomados en consideración por la Segunda Sala de la SCJN fueron el artículo 42, fracción II, de la Ley Federal del Trabajo que establece como una de las causas de suspensión de las obligaciones de prestar el servicio y pagar el salario, sin responsabilidad para el trabajador y el patrón, la incapacidad temporal ocasionada por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo.

 

De manera relacionada, consideró a los artículos 76 a 81 del propio ordenamiento, de los cuales se "deriva que las vacaciones son un derecho que adquieren los trabajadores por el transcurso del tiempo en que prestan sus servicios y que tiene por finalidad el descanso continuo de varios días que les dé la oportunidad de reponer su energía gastada con la actividad laboral desempeñada, sea ésta física o mental, gozando además de un ingreso adicional, denominado prima vacacional, que les permita disfrutar su periodo vacacional, y que no debe ser menor al veinticinco por ciento de los salarios que les correspondan durante dicho periodo."

 

Puede aplicarse por analogía este criterio firme a las demás causas de suspensión temporal previstas en el artículo 42 de la Ley Federal del Trabajo o al pago de otras prestaciones como el aguinaldo, que ya hemos comentamos en ocasiones anteriores.

 

Les reproducimos la Tesis de Jurisprudencia comentada:

 

Registro No. 196592

Localización: Novena Época

Instancia: Segunda Sala

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta VII, Marzo de 1998, Página: 384

Tesis: 2a./J. 15/98, Jurisprudencia

Materia(s): laboral

 

VACACIONES Y PRIMA VACACIONAL. NO DEBE COMPRENDERSE EN EL SALARIO SU PAGO DURANTE EL PERIODO EN QUE SE SUSPENDIÓ LA RELACIÓN LABORAL POR INCAPACIDAD TEMPORAL OCASIONADA POR ENFERMEDAD O ACCIDENTE NO CONSTITUTIVO DE UN RIESGO DE TRABAJO. El artículo 42, fracción II, de la Ley Federal del Trabajo establece como una de las causas de suspensión de las obligaciones de prestar el servicio y pagar el salario, sin responsabilidad para el trabajador y el patrón, la incapacidad temporal ocasionada por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo. Por otra parte, de los artículos 76 a 81 del propio ordenamiento, deriva que las vacaciones son un derecho que adquieren los trabajadores por el transcurso del tiempo en que prestan sus servicios y que tiene por finalidad el descanso continuo de varios días que les dé la oportunidad de reponer su energía gastada con la actividad laboral desempeñada, sea ésta física o mental, gozando además de un ingreso adicional, denominado prima vacacional, que les permita disfrutar su periodo vacacional, y que no debe ser menor al veinticinco por ciento de los salarios que les correspondan durante dicho periodo. La interpretación relacionada de dichos preceptos permite concluir que no debe comprenderse en el salario el pago de vacaciones y prima vacacional durante el tiempo en que se encuentre suspendida la relación laboral, por incapacidad temporal ocasionada por accidente o enfermedad no constitutivo de riesgo de trabajo, puesto que al no existir prestación de servicios no se genera el derecho a vacaciones del trabajador, ya que no se justifica el descanso a una actividad que no fue realizada por causas ajenas a las partes y que dan lugar a que la ley libere de responsabilidad al patrón y al trabajador en la suspensión de la relación; liberación que debe entenderse referida no sólo a las obligaciones principales de prestar el servicio y pagar el salario, sino también a sus consecuencias, por lo que deben realizarse los descuentos proporcionales a tal periodo.

 

Contradicción de tesis 61/97. Entre las sustentadas por el Séptimo y Noveno Tribunales Colegiados en Materia de Trabajo del Primer Circuito. 23 de enero de 1998. Cinco votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: Lourdes Ferrer Mac Gregor Poisot.

 

Tesis de jurisprudencia 15/98. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión pública del veintitrés de enero de mil novecientos noventa y ocho.

 

Ejecutoria:

1.- Registro No. 4717

Asunto: CONTRADICCIÓN DE TESIS 61/97.

Promovente: ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL SÉPTIMO Y NOVENO TRIBUNALES COLEGIADOS EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

Localización: 9a. Época; 2a. Sala; S.J.F. y su Gaceta; VII, Marzo de 1998; Pág. 385;

 

Esperamos que la información anterior le sea de utilidad.

 

Lic. Austreberto Bañuelos Correa.

Bañuelos y Salazar Asesores y Promotores, S. C.

www: banuelosysalazar.com

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: 681-2221 y 681-4764.

Av. Las Palmas 5190 Fraccionamiento Las Palmas

 

Tijuana, Baja California.