Martes, 06 Junio 2017 09:17

¿ES OBLIGACIÓN DE LOS PATRONES CONTAR CON MEDICO DE EMPRESA E INSTALAR UN HOSPITAL?

Muchas empresas medianas y grandes cuentan con médicos y/o enfermeras para que proporcionen sus servicios a la planta laboral.

 

El tener a dichos profesionistas debe ser por conveniencia y decisión unilateral de la empresa, pero no en cumplimiento de una obligación legal.

 

Para fundamentar la anterior afirmación es necesario hacer una relación de todas las normas que establecen algún supuesto jurídico relacionado con el tema.

 

Dentro del título de "Principios Generales", el artículo 7 de la Ley Federal del Trabajo establece que:

 

"ARTÍCULO 7o. En toda empresa o establecimiento, el patrón deberá emplear un noventa por ciento de trabajadores mexicanos, por lo menos. En las categorías de técnicos y profesionales, los trabajadores deberán ser mexicanos, salvo que no los haya en una especialidad determinada, en cuyo caso el patrón podrá emplear temporalmente a trabajadores extranjeros, en una proporción que no exceda del diez por ciento de los de la especialidad. El patrón y los trabajadores extranjeros tendrán la obligación solidaria de capacitar a trabajadores mexicanos en la especialidad de que se trate. Los médicos al servicio de las empresas deberán ser mexicanos.

 

No es aplicable lo dispuesto en este artículo a los directores, administradores y gerentes generales."

 

Este artículo establece la regla en relación con la proporción de trabajadores mexicanos y extranjeros, sin que de él se derive la obligatoriedad de contar con médico de empresa. La obligación derivada de este artículo es que, si la empresa contrata un médico, éste deberá ser mexicano.

 

Luego, dentro del Título de "Riesgos de Trabajo", el artículo 504, contiene las siguientes obligaciones patronales:

 

Artículo 504.- Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes:

I. Mantener en el lugar de trabajo los medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios y adiestrar personal para que los preste;

II. Cuando tenga a su servicio más de cien trabajadores, establecer una enfermería, dotada con los medicamentos y material de curación necesarios para la atención médica y quirúrgica de urgencia. Estará atendida por personal competente, bajo la dirección de un médico cirujano. Si a juicio de éste no se puede prestar la debida atención médica y quirúrgica, el trabajador será trasladado a la población u hospital en donde pueda atenderse a su curación;

III. Cuando tengan a su servicio más de trescientos trabajadores, instalar un hospital, con el personal médico y auxiliar necesario;

IV. Previo acuerdo con los trabajadores, podrán los patrones celebrar contratos con sanatorios u hospitales ubicados en el lugar en que se encuentre el establecimiento o a una distancia que permita el traslado rápido y cómodo de los trabajadores, para que presten los servicios a que se refieren las dos fracciones anteriores;

V. Dar aviso escrito o por medios electrónicos a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al Inspector del Trabajo y a la Junta de Conciliación y Arbitraje, dentro de las 72 horas siguientes, de los accidentes que ocurran, proporcionando los siguientes datos y elementos:

a) Nombre y domicilio de la empresa;

b) Nombre y domicilio del trabajador; así como su puesto o categoría y el monto de su salario;

c)    Lugar y hora del accidente, con expresión sucinta de los hechos;

d)    Nombre y domicilio de las personas que presenciaron el accidente; y,

e)     Lugar en que se presta o haya prestado atención médica al accidentado.

 

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto Mexicano del Seguro Social deberán intercambiar información en forma permanente respecto de los avisos de accidentes de trabajo que presenten los patrones, así como otros datos estadísticos que resulten necesarios para el ejercicio de sus respectivas facultades legales; y

 

VI. Tan pronto se tenga conocimiento de la muerte de un trabajador por riesgos de trabajo, dar aviso escrito a las autoridades que menciona la fracción anterior, proporcionando, además de los datos y elementos que señala dicha fracción, el nombre y domicilio de las personas que pudieran tener derecho a la indemnización correspondiente.

 

VII. Derogado.

Este artículo establece, entre otras, como obligación patronal especial, cuando tengan a su servicio más de 100 trabajadores, la de establecer una enfermería atendida por personal competente bajo la dirección de un médico cirujano; por su parte, la fracción III dispone que cuando los patrones tengan a su servicio más de 300 trabajadores, deberán instalar un hospital, con el personal médico y auxiliar necesario.

 

En relación a las dos fracciones mencionadas del 504, la fracción IV del mismo artículo permite que los patrones puedan celebrar contratos con sanatorios u hospitales para que presten los servicios referidos, previo acuerdo con los trabajadores.

 

 Sin embargo, el artículo 8vo. Transitorio de la propia Ley Federal del Trabajo, dispone que:

 

"ARTÍCULO 8°. Cuando se trate de empresas inscritas en el Instituto Mexicano del Seguro Social, las obligaciones consignadas en el artículo 504 quedarán a cargo de las empresas, en la medida en que no esté obligado el Instituto a prestarlas de conformidad con su Ley."

 

El precepto transcrito no contempla excepción. Se refiere a las "obligaciones consignadas en el artículo 504", lo cual debe entenderse que SE REFIERE A TODAS las relacionadas en las seis fracciones.

Congruente con el artículo 8vo. Transitorio de la LFT, el artículo 53 de la Ley del Seguro Social establece que:

"Artículo 53. El patrón que haya asegurado a los trabajadores a su servicio contra riesgos de trabajo, quedará relevado en los términos que señala esta Ley, del cumplimiento de las obligaciones que sobre responsabilidad por esta clase de riesgos establece la Ley Federal del Trabajo."

A su vez, el artículo 56 de la Ley del Seguro Social, establece lo siguiente:

"Artículo 56. El asegurado que sufra un riesgo de trabajo tiene derecho a las siguientes prestaciones en especie:

I. Asistencia médica, quirúrgica y farmacéutica;

II. Servicio de hospitalización;

III. Aparatos de prótesis y ortopedia, y

IV. Rehabilitación."

 

Efectuando una interpretación congruente y sistemática; es decir, analizando en conjunto todas las disposiciones legales relacionadas con el tema, podemos concluir que no es obligatorio contar una enfermería atendida por personal competente, bajo la dirección de un médico cirujano ni es obligatorio instalar un hospital con el personal médico y auxiliar necesario, puesto que estas prestaciones son otorgadas por el IMSS; y, consecuentemente, el patrón queda relevado del cumplimiento de las obligaciones que sobre responsabilidad por esta clase de riesgos establece la Ley Federal del Trabajo.

 

Así lo resolvió el TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO, quien al resolver el Amparo directo 819/84 el 19 de abril de 1985, emitió la siguiente Tesis, en la cual subrayamos algunas partes importantes:

 

[TA]; 7a. Época; T.C.C.; S.J.F.; 193-198 Sexta Parte; Pág. 153

 

RIESGOS DE TRABAJO, INDEMNIZACION EN CASO DE. SUBROGACION POR EL SEGURO SOCIAL. De la interpretación conjunta de los artículos 60, 62 y 63 de la Ley del Seguro Social se desprende que cuando el patrón hubiere asegurado a sus obreros contra riesgos de trabajo a que se contrae la Ley Federal que los rige (incapacidad temporal o total, y muerte) y alguno de ellos sufre un accidente, será el propio Instituto quien se subrogará en el cumplimiento de las obligaciones que sobre responsabilidad por esos riesgos deba solventar el patrón. En consecuencia, si se encuentra demostrada la afiliación de los trabajadores al Seguro Social por parte de la empresa quejosa, el Instituto se substituye en todas y cada una de las responsabilidades que puedan derivar de los riesgos de trabajo que aquéllos sufran y, si mediante la asistencia médica a que se contrae la fracción II del artículo 504 de la Ley Federal del Trabajo se determina el grado de responsabilidad del patrón de acuerdo con el número de sus trabajadores, debe estimarse que éste también de ella es relevado con la sola justificación de haber afiliado a sus obreros; tan es así que el artículo 60 de la Ley del Seguro Social se refiere a la sustitución de toda clase de riesgos previstos por la Ley Federal del Trabajo de donde fue ilegal que al no contar la empresa con una enfermería dotada con los medicamentos y material quirúrgico de emergencia, así como del médico cirujano correspondiente, se le impusiera una sanción, pues de lo contrario sería tanto como hacer nugatorio lo dispuesto por la fracción IV del precepto laboral ya citado, en tanto faculta al patrón previo acuerdo con los trabajadores, para celebrar contrato con sanatorios y hospitales ubicados en el lugar en que se encuentra el establecimiento a una distancia que permita el traslado rápido y cómodo de los trabajadores, para que presten los servicios a que se refieren las fracciones II y III del mismo artículo.

 

TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

 

Amparo directo 819/84. La Poblana, S. A., 19 de abril de 1985. Unanimidad de votos. Ponente: Mario Gómez Mercado. Secretario: V. Jorge Núñez Rivera.

 

Nota: En el Informe de 1985, la tesis aparece bajo el rubro "RESPONSABILIDAD POR RIESGO DE TRABAJO, SUBROGACION POR PARTE DEL SEGURO SOCIAL.".

 

(Informe de la SCJN 1985, 3ª. Parte, pp. 193 y 194).

 

Por su parte, el SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO, al resolver Amparo directo 454/89, razonó que el Seguro Social fue instituido para atender a la seguridad de los trabajadores cuando se encuentran imposibilitados de realizar normalmente sus actividades, por lo que la interpretación de los preceptos que lo rigen debe hacerse de manera coordinada con la Ley del Trabajo; y que, y la intención de la Ley del Seguro Social, al disponer que el Instituto tome a su cargo en substitución de los patrones, las obligaciones que la Ley del Trabajo señala a éstos, no ha sido la de repartir la responsabilidad, sino la de liberar al patrón:

 

Registro No. 227441

Localización: Octava Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación, IV, Segunda Parte-1, Julio a Diciembre de 1989,

Página: 506

Tesis: Tesis Aislada

Materia(s): laboral

 

SEGURO SOCIAL, RESPONSABILIDAD DEL, POR RIESGOS DE TRABAJO. El artículo 484 de la Ley Federal del Trabajo estatuye que la indemnización a cargo del patrón, derivada de los riesgos de trabajo, se cubrirá tomando como base el salario que perciba el trabajador al ocurrir el riesgo y los aumentos posteriores hasta que se determine el grado de la incapacidad, y no es verdad que esa disposición sea inaplicable en los conflictos entre el Instituto Mexicano del Seguro Social y los asegurados. Las normas de la Ley Federal del Trabajo contienen garantías mínimas en favor de los trabajadores, y no cabe sostener que la ley del Seguro Social reduzca esas garantías. El Seguro Social fue instituido para atender a la seguridad de los trabajadores cuando se encuentran imposibilitados de realizar normalmente sus actividades, por lo que la interpretación de los preceptos que lo rigen debe hacerse de manera coordinada con la Ley del Trabajo. Según el artículo 60 de la Ley del Seguro Social, el patrón que haya asegurado a los trabajadores a su servicio contra riesgos de trabajo, quedará relevado en los términos que señala esa Ley, el cumplimiento de las obligaciones que sobre responsabilidad por dicha clase de riesgos establece la Ley Federal del Trabajo, y la intención de la ley, al disponer que el Instituto tome a su cargo en substitución de los patrones, las obligaciones que la Ley del Trabajo señala a éstos, no ha sido la de repartir la responsabilidad, sino la de liberar al patrón. Consecuentemente, es inaceptable que para el cálculo de la pensión por incapacidad que paga el Instituto, deba tomarse como base el salario de la fecha del riesgo y no el de cuando se fijó el grado de incapacidad, porque además de que resultaría que la Ley del Seguro Social disminuyó los derechos de los trabajadores, se tendría que el patrón estaría obligado a cubrir la diferencia correspondiente, lo que contradice la finalidad de la institución y de la subrogación.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO.

 

Amparo directo 454/89. Instituto Mexicano del Seguro Social 31 de octubre de 1989. Unanimidad de votos. Ponente: Leandro Fernández Castillo. Secretario: Abraham S. Marcos Valdés.

 

A su vez, el PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO, al resolver una controversia motivada por la imposición a un patrón de sanciones por no realizar exámenes médicos, consideró que el IMSS asume la responsabilidad por la atención y cuidados médicos de los trabajadores, cuando los afilia a Instituto:

 

Registro No. 255589

Localización: Séptima Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación, 64 Sexta Parte, Página: 37

Tesis: Tesis Aislada

Materia(s): laboral, Administrativa

 

EXAMENES MEDICOS. OBLIGACION TRANSFERIDA AL IMSS. Si la empresa está afiliada con sus trabajadores al régimen de seguridad social, sin que se alegue que ha faltado a sus obligaciones en este aspecto, no puede sancionársela por el solo hecho de no practicar exámenes médicos a sus trabajadores, con base en el artículo 102, fracción VIII, de la anterior Ley Federal del Trabajo (semejantes al artículo 422, fracción VIII, de la nueva), ya que al afiliarlos al Instituto Mexicano del Seguro Social éste asume la responsabilidad por la atención y cuidados médicos de esos trabajadores, y debe vigilar el funcionamiento de la empresa, conforme a los artículos 122, 140 y relativos de la anterior Ley del Seguro Social (19, fracción V, 25, fracción VI, 283, y relativos a la nueva ley), pues en este aspecto sólo podría haber infracción legal, por parte de la empresa, si se abstiene de afiliar a sus trabajadores, o de darles las facilidades razonablemente necesarias para que utilicen los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social.

 

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

 

Amparo directo 231/70. Royalton Mexicana, S.A. 22 de abril de 1974. Unanimidad de votos. Ponente: Guillermo Guzmán Orozco.

 

ACLARACION NUESTRA: Los artículos 60, 62 y 63 de la Ley del Seguro Social, vigente hasta el 30 de junio de 1997, mencionados en las anteriores Tesis corresponden a los artículos 53, 55 y 56 de la actual Ley del Seguro Social, cuyos contenidos son idénticos; consecuentemente, siguen teniendo aplicabilidad los razonamientos del poder judicial, teniendo como conclusión de que NO ES OBLIGATORIO CONTAR CON MÉDICO DE EMPRESA, mucho menos instalar un hospital.

 

Esperamos que la información anterior le sea de utilidad.

 

Lic. Austreberto Bañuelos Correa.

Bañuelos y Salazar Asesores y Promotores, S. C.

www: banuelosysalazar.com

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: 681-2221 y 681-4764.

Av. Las Palmas 5190 Fraccionamiento Las Palmas

Tijuana, Baja California.